Unete a Nuestras Redes
Facebook
Instagram
Haga su cita aqui

Haz tu cita Aqui

Blefaroplastia

Blefaroplastia o cirugía de parpados

¿Qué es la cirugía de parpados?
También conocida con su nombre quirúrgico blefaroplastia, la cirugía de parpados ayuda a mejorar la apariencia del parpado superior, el inferior (ojeras) o ambos. La cirugía de parpados le da al paciente un apariencia rejuvenecida en el área alrededor de los ojos y ayuda a quitar las ojeras haciéndolo ver más descansado y alerta.

¿Quién es un buen candidato para someterse a una blefaroplastia?

Cualquier persona que cumpla con una o varias de las siguientes condiciones pudiera considerarse como un buen candidato para la cirugía de parpados:

  • Exceso de piel que oculte el pliegue natural del parpado superior.
  • Piel colgante del parpado superior, en algunos casos pudiera llegar a obstruir la visión.
  • Una apariencia hinchada de los parpados superiores, haciendo que los ojos se vean cansados.
  • Exceso de piel y finas arrugas (como de papel crepe) en los parpados inferiores.
  • Bolsas y círculos obscuros debajo de los ojos.
  • Parpados inferiores caídos.

La cirugía de parpados hoy en día puede corregir estos problemas, aunque también se pudieran considerar otros tratamientos. Algunos ejemplos son los siguientes; si la condición del parpado superior es acompañada de cejas caídas, entonces un levantamiento de frente es más recomendable. Otro ejemplo es “las patas de gallo” que para suavizarlas se puede utilizar Botox, un procedimiento químico o rayo laser. Es importante platicar con tu cirujano estético, ya que él te puede dar las sugerencias más adecuadas para tu caso.

Resultados de una blefaroplastia

La cirugía de parpados tiene el efecto de hacerte ver más descansado, fresco y alerta. Debido a que el proceso de curación es gradual, deberás esperar algunas semanas para ver una imagen precisa de los resultados de la blefaroplastia. Las incisiones se desvanecerán al paso de algunos meses y usualmente son apenas visibles. Los resultados de la cirugía de parpados son duraderos, pero pudieran ser afectados por razones hereditarias o factores de estilo de vida. La eliminación de grasa de los parpados, lo cual es usualmente la causa de la bolsas e hinchazón, es permanente lo que significa que estas condiciones generalmente no reaparecen. La piel continúa envejeciéndose, es decir, la flacidez de la piel junto con las finas arrugas en el área de los parparos pudieran en algún punto reaparecer.

Algunas veces la pérdida de firmeza en la frente causa que se cuelguen aun más las cejas, lo cual es un poco semejante a las características de parpado caído. En el caso de que esto suceda, pudiera ser necesario que el paciente se realice un levantamiento de cejas o un segundo procedimiento de los papados. Es importante saber que aunque el proceso del envejecimiento continúa, los pacientes usualmente se sienten felices con su apariencia muchos años después de la blefaroplastia.

La primera consulta con su cirujano

Durante la consulta inicial es probable que el cirujano te pida que te veas al espejo y señales exactamente las áreas que quieres mejorar. Esto le ayudará al cirujano plástico a entender lo que esperas de la cirugía y podrá evaluar si es que tus metas son realistas y pueden llevarse a cabo.

Debes venir preparado a la consulta y listo para discutir tu historial médico incluyendo cirugías previas, condiciones previas y presentes, y los medicamentos que estás tomando. Es importante que des la información lo más completo posible. Si padeces de alta presión, problemas de tiroides, diabetes, etc. debes ser examinado ya que estas condiciones aumentan los riesgos asociados con la cirugía de parpados.

El cirujano plástico querrá saber si tienes alergias a ciertos medicamentos, especialmente aquellos que afectan tus ojos. También preguntará si alguna vez has tratado, pero no pudiste usar lentes de contactos.

También será necesario que tu cirujano sepa si alguna vez fuiste diagnosticado por el oftalmólogo con una condición llamada “ojo seco” o si alguna vez tuviste cualquier otro tipo de problema con los ojos.

¿Cómo se realiza una blefaroplastia?

Una de varias técnicas quirúrgicas puede ser sugerida por el cirujano plástico para mejorar las apariencias de tus parpados. La técnica particular que recomiende el cirujano plástico dependerá de varios factores como la cantidad de grasa que se tenga que eliminar, el tipo de piel en el área de los parpados, la posición de tus cejas y la condición de los músculos que rodean los parpados. Debido a que existen factores individuales, no todo el mundo obtendrá el mismo resultado de una blefaroplastia. Tu cirujano plástico seleccionará la técnica que crea más conveniente para obtener los resultados que deseas.

En los parpados superiores Para la cirugía de parpado superior, generalmente se oculta la incisión en el pliegue natural del parpado superior y se extiende un poco más allá del rabillo exterior de ojo hacia las líneas de la risa u otras arrugas existentes. Por medio de esta incisión, el exceso de piel y la grasa son removidos. Debido a que la incisión sigue el pliegue natural del parpado superior, la cicatriz es casi imperceptible.

En Los parpados inferiores Para la cirugía de parpado inferior, la incisión a menudo se oculta justo por debajo de la línea de las pestañas inferiores. Por medio de esta incisión el exceso de piel, musculo y grasa son removidos, o en algunos casos la grasa es redistribuida para eliminar la hinchazón o las bolsas. Otros ajustes para corregir problemas particulares como la flacidez del musculo pueden ser realizados. Como en la cirugía del parpado superior, el posicionamiento de la incisión en el pliegue natural permite que la cicatriz sea imperceptible. En algunos casos, tú y el cirujano pueden decidir que la mejor opción para remover el exceso de grasa es hacer una incisión dentro del parpado inferior, esta técnica no requiere de una incisión externa, pero no puede ser utilizada para remover el exceso de piel. Algunas veces el rayo laser puede ser utilizado en conjunto con este método para tensar la piel del parpado inferior.

Preparación preoperatoria

El objetivo del cirujano plástico y de todo el personal es hacer que la experiencia de tu cirugía sea lo más fácil y cómoda posible para ti.

Si fumas, es altamente recomendado que dejes de fumar con un buen tiempo de anticipación. Fumar puede poner en riesgo tu capacidad natural para sanar. La Aspirina y ciertos antiinflamatorios pueden causar hemorragias, es por eso que se deben evitar estos medicamentos por un periodo de tiempo antes de la cirugía. El cirujano probablemente te dará instrucciones preoperatorias adicionales.

Normalmente la cirugía de parpados es realizada de manera ambulatoria (se da de alta el mismo día). Es necesario que le pidas a algún amigo o familiar que te ayude a trasladarte a casa y te acompañe una noche después de la cirugía.

El día de la cirugía

Generalmente se administrarán medicamentos para que estés tranquilo durante la cirugía. Asimismo se puede utilizar anestesia local y sedación intravenosa en pacientes que se someten a una blefaroplastia, no obstante, en algunos casos es preferible usar anestesia general. Para tu seguridad durante la operación, se utilizarán varios monitores para revisar corazón, la presión sanguínea y la cantidad de oxigeno que está circulando por la sangre.

Al finalizar la cirugía, serás llevado al área de recuperación donde continuarás siendo monitoreado de cerca. Es posible que tu visión este borrosa, esto es resultado de un ungüento usado para calmar y proteger el ojo durante la cirugía. También es normal que haya inflamación, esta es resultado del procedimiento. De cualquier manera habrá pocas molestias después de la cirugía.

Es probable que el cirujano te dé de alta después de un corto periodo de observación.

La recuperación y los cuidados

Es importante tener en cuenta que el tiempo que se toma para recuperarse varía grandemente de acuerdo a cada paciente.

Los primeros días después de la cirugía, debes descansar tranquilamente con la cabeza en una posición elevada. Es cirujano te podría indicar que apliques compresas frías a los parpados. Recuerda, que no debes tomar aspirina o ciertos medicamentos antiinflamatorios. Inicialmente, podrías tener la sensación de que el área alrededor de los ojos se siente más tensa de lo normal y presentarás algunas ligeras molestias, pero estas pueden ser controladas con medicamento oral. Durante las primeras 48 horas después de la cirugía, algunos pacientes experimentan varios grados de inflamación y hematomas. También, algunos pacientes notan que la hinchazón persiste por varias semanas, mientras que otros pudieran notar que la hinchazón desaparece tan pronto como una semana. Los moretones usualmente desaparecen dentro de 7 a 10 días. Después de la primera semana, es posible usar maquillaje si el paciente así lo desea, esto para cubrir cualquier decoloración en la piel. Las suturas usualmente se remueven una semana después de la cirugía.

Es posible que la visión siga algo borrosa por varios días. Los ojos pudieran estar temporalmente sensibles a la luz, además de presentar lagrimeo o resequedad excesiva. Algunos cirujanos plásticos recomiendan usar gotas para los ojos para aliviar la sensación de ardor o comezón. Se recomienda usar lentes obscuros durante varias semanas para proteger los ojos del aire y la irritación del sol.

Se recomienda evitar esforzarse, agacharse y levantar objetos durante el periodo postoperatorio. En muchos casos, podrás regresar a tus actividades normales dentro de 10 días o menos. Aunque sientas ganas de regresar al trabajo solo días después de la operación, existe la posibilidad de que la visión este ligeramente borrosa y esto podría dificultar leer o hacer papeleo.

Unete para recibir actualizaciones